Sistema inmune y virus

Sistema inmune y virus

Los virus están a la orden del día, no es nada nuevo, pero la preocupación ha aumentado considerablemente en estos dos últimos años. Si no es la COVID-19, es la gripe o la viruela del mono. En fin, mucha gente tiene miedo, no sin razón, a que estos virus nos dañen.

Por fortuna, la vacunación desde pequeños ha permitido esquivar muchas balas, pero

aun así estamos expuestos a otros como el herpes simple, un virus muy común que no asusta a casi nadie, pero puede ser la puerta para enfermedades como la esclerosis múltiple.

¿Y cómo se defiende nuestro cuerpo de un virus? ¿Cómo reacciona tu cuerpo a estos virus?

Aunque no lo creas, el cuerpo humano es una gran máquina, de la ultima tecnología, preparada para la supervivencia y

para poder eliminar patógenos que entren en nuestro organismo.

Nuestro sistema inmune tiene una primera barrera para defendernos, que es la piel y las mucosas, en las que podemos encontrar, por ejemplo, nuestra flora intestinal.

Bien, una vez que esa defensa ha fallado, otra defensa se activa, nuestro sistema inmune innato, que, reduciéndolo mucho a una analogía bastante simplista, son como los policías que llegan al lugar en el que ha habido un accidente y actúan dentro de sus competencias.

Y es necesario que entiendas esto: dependiendo de lo sucedido, estos policías pueden resolver la situación o necesitar refuerzos, piensa en los bomberos, por ponértelo fácil, o los médicos, unidades del

ejército… lo que sea, vaya. Buen, pues estas unidades serían el sistema inmune adaptativo, y quiere decir que en función del patógeno que entra en nuestro organismo, intervendrá un grupo u otro en nuestra defensa.

El ser humano tiene una respuesta concreta ante los virus llamada Th1

Esta respuesta provocará los típicos síntomas de fiebre o inflamación cuando no contagiamos de la gripe: Nuestro sistema inmune mandará una serie de soldados para eliminar el virus, y además se

ocupará de establecer unidades específicas contra ese virus por si vuelve a atacarnos.

A esto último se le llama anticuerpos y casi todo el mundo lo conoce ahora debido a la COVID-19.

Pero claro, y este es el problema, no en todas las personas el sistema inmune funciona como debería, consiguiendo eliminar el patógeno eficientemente…

De hecho voy a decirte todos los factores que hacen que nuestro sistema inmune sea débil:

  • No hacer ejercicio.
  • La deficiencia de vitaminas ( vitamina D ) y minerales ( Zinc ).
  • Una alimentación que deteriore nuestras mucosas o altere el sistema inmune.
  • Un factor genético o enfermedad dada desde la infancia o nacimiento.
  • No recibir lactancia materna durante los 2 primeros años de vida.
  • El estrés crónico.
  • Otros hábitos como el consumo de alcohol, tabaco u otras drogas.

Siempre has tenido en tu mano una abanico enorme de opciones para ayudar a que tu sistema inmune perfectamente. Lo que probablemente fallaba sería la constancia que te permitiese comprometerte con un objetivo.

Bueno, estoy seguro de que con un poquito de motivación podremos hacer mucho por mejorar tu calidad de vida y alargar la misma.

La decisión es tuya.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×